domingo, 11 de mayo de 2008

Día del Himno Nacional Argentino


El 11 de mayo se celebra el Día del Himno Nacional Argentino, cuya letra, por decisión de Julio A. Roca, se redujo a sólo 12 de los 64 versos escritos por Vicente López y Planes, y cuya música, por ley de 1929, ya no es igual a la que creó Blas Parera.

Suele recordarse que fue en lo de Mariquita Sánchez donde el 14 de mayo de 1813 se cantó el himno por primera vez, pero en realidad, lo que se cantó allí fue la "Marcha Patriótica", de 19 cuartetas, que antes de eso, el 1 de noviembre de 1812, ya habían cantado los escolares en el Cabildo.

Como el Triunvirato aprobó el 11 de mayo de 1813 la "Marcha Patriótica", se celebra en esa fecha el Día del Himno Nacional; sin embargo, no se trataba estrictamente del himno.

El 30 de marzo de 1900, Roca decretó que a partir de esa fecha sólo se cantaría la primera y la última cuarteta, más cuatro versos del coro de la "Marcha Patriótica", que en el interín sufrió varios remiendos, al cabo de los que surgió el himno.

El recorte se debió a que, si bien en 1813 estaban encendidos los fuegos de la Revolución que promovieron la Independencia, hacia 1900 el 43 por ciento de los habitantes del país eran inmigrantes, muchos de ellos españoles.

No se los quería herir cantando "en los fieros tiranos la envidia/ escupió su pestífera hiel" o "¿no los veis devorando cual fieras/ todo pueblo que logran rendir?", ni refregarles que "brazos robustos desgarran/ al ibérico altivo león". Mucho menos, que "se conmueven del inca las tumbas/ y en sus huesos revive el ardor", no fuera cosa que Roca tuviera que devolverles el desierto a los indígenas.

Tan furibunda letra fue escrita, sin duda, por un argentino, López y Planes, quien participó activamente en la Revolución de Mayo, la Asamblea y la presidencia provisional.

Pero la música fue obra de un español, el catalán Blas Parera, quien, ni bien la compuso, en 1813, se volvió apresuradamente a su tierra. ¿Le sonaron mal aquellos versos?

La historia oficial calla, pero se asegura que Parera se negó a escribir la música para semejante canción por miedo a ser tildado de traidor a la patria; y que si finalmente lo hizo, fue porque amenazaron con fusilarlo.

José María Rosa agregó a su tiempo, en su Historia Argentina: "El Himno no fue hecho en 1813 ni por encargo de la Asamblea", sino que "ésta se limitó a ordenar a López que trabajase una canción compuesta en 1812 por encargo del Cabildo y aprobada en noviembre de ese año por el Triunvirato".

Según Rosa, el himno tuvo su origen en la pieza teatral "El 25 de Mayo", de Luis Ambrosio Morande, que se presentó el 24 de mayo de 1812 en la "Casa de Comedia" de Buenos Aires, y que terminaba con una marcha coreada por los actores, con música de Blas Parera.

López y Planes, desde la platea, "se sintió inspirado y compuso esa noche la primera estrofa de un himno para reemplazar el de Morande", dijo Rosa, quien agregó que al ordenar la Asamblea un nuevo arreglo, en marzo de 1813, "López aceptó la colaboración de Esteban de Luca y Parera le dio ritmo de marcha a su música".

¿Qué musica? Detenido por la Asamblea y obligado a componerla bajo pena de fusilamiento, Blas Parera habría copiado en el calabozo la misma que compuso un año atrás para Morande, tras lo cual fue liberado y se fue a su país para no volver. Esa partitura -marcial y guerrera- fue arreglada en 1860 por Juan Esnaola, que la convirtió, palabra de Rosa, en "un himno sacro y majestuoso, conforme al nuevo tiempo", como es el actual.

Un dato insólito: la familia de Esnaola -y el propio Juan- habían sido expulsados por su manifiesto apoyo a los realistas y recién pudieron volver al país tras la amnistía de 1922.

Su versión fue aceptada oficialmente el 25 de septiembre de 1929, a pesar de que en 1924 Marcelo Torcuato de Alvear intentó modificarla; una desopilante "guerra" de medios entre La Nación y La Prensa (ver parte), lo convenció de abortar el proyecto.

En el Archivo Histórico Nacional se exhibe hoy la versión oficial de la letra del Himno Nacional, que también puede leerse en Internet; y en el Museo Histórico Nacional está el óleo de Pedro Subercasseaux que retrata a Mariquita Sánchez, cantándolo.

En la plaza Vicente López de Buenos Aires hay una estatua del poeta; y en la Recoleta, de Guido a Libertador, corre una paqueta cortada de apenas dos cuadras que recuerda a Blas Parera.



Marcha Patriótica(Versión original)Letra: Vicente López y PlanesMúsica: Blas Parera

Coro


Sean eternos los laureles
que supimos conseguir:
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.


Oid ¡mortales! el grito sagrado:
¡Libertad, libertad, libertad!
Oid el ruido de rotas cadenas:
Ved en trono a la noble Igualdad.

Se levanta a la faz de la tierra
Una nueva y gloriosa Nación:
Coronada su sien de laureles
Y a su planta rendido un León.

Coro

De los nuevos campeones los rostros
Marte mismo parece animar;
La grandeza se anida en sus pechos,
A su marcha todo hacen temblar.

Se conmueven del Inca las tumbas
Y en sus huesos revive el ardor,
Lo que ve renovando a sus hijos
De la Patria el antiguo esplendor.
Coro

Pero sierras y muros se sienten
Retumbar con horrible fragor:
Todo el país se conturba con gritos
de venganza, de guerra y furor.

En los fieros tiranos la envidia
Escupió su pestífera hiel
Su estandarte sangriento levantan
Provocando a la lid más cruel.
Coro

¿No los veis sobre Méjico y Quito
Arrojarse con saña tenaz?
¿Y cual lloran bañados en sangre
Potosí, Cochabamba y la Paz?

¿No los veis sobre el triste Caracas
Luto y llanto y muerte esparcir?
¿No los veis devorando cual fieras
todo pueblo que logran rendir?
Coro

A vosotros se atreve ¡Argentinos!
El orgullo del vil invasor,
Vuestros campos ya pisa contando
Tantas glorias hollar vencedor.
Mas los bravos que unidos juraron
Su feliz libertad sostener.
A esos tigres sedientos de sangre
Fuertes pechos sabrán oponer.
Coro

El valiente argentino a las armas
Corre ardiendo con brío y valor,
El clarín de la guerra cual trueno
En los campos del Sud resonó;

Buenos Aires se pone a la frente
De los pueblos de la ínclita Unión,
Y con brazos robustos desgarran
Al ibérico altivo León.
Coro

San José, San Lorenzo, Suipacha,
Ambas Piedras, Salta y Tucumán,
La Colonia y las mismas murallas
Del tirano en la Banda Oriental;

Son letreros eternos que dicen:
"Aquí el brazo argentino triunfó."
"Aquí el fiero opresor de la patria
Su cerviz orgullosa dobló."

Coro

La victoria al guerrero argentino
Con sus alas brillantes cubrió,
Y azorado a su vista el tirano
Con infamia a la fuga se dio;

Sus banderas, sus armas se rinden
Por trofeos a la Libertad.
Y sobre alas de gloria alza el pueblo
Trono digno a su gran majestad.
Coro

Desde un polo hasta el otro resuena
De la fama el sonoro clarín.
Y de América el nombre enseñado,
Les repite ¡mortales! Oíd:
¡Ya su trono dignísimo abrieron
las Provincias Unidas del Sud!
los libres del mundo responden:
¡Al Gran Pueblo Argentino, Salud!

Himno Nacional Argentino (Versión que se canta actualmente)Letra: Vicente López y PlanesMúsica: Blas Parera


Oid Mortales, el grito sagrado:
¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!
¡Oid el ruido de rotas cadenas:
ved del trono a la noble Igualdad!

Ya su trono dignísimo abrieron
las Provincias Unidas del Sud,
y los libres del mundo responden
¡Al gran Pueblo Argentino salud!
Coro

Sean eternos los laureles
que supimos conseguir:
coronados de gloria vivamos
o juremos con gloria morir.


El músico Juan Pedro Esnaola nació el 17 de agosto 1808 yfalleció el 8 de julio de 1878. Su versión del Himno Nacional, de 1860, fue aceptada oficialmente por el Poder Ejecutivo el 25 de septiembre de 1928.